5 tips para un estilo de vida más sostenible y saludable

5 TIPS PARA UN ESTILO DE VIDA MÁS SOSTENIBLE Y SALUDABLE

Un estilo de vida sostenible se entiende como aquel que intenta dar solución a las necesidades
básicas mientras minimiza el uso de los recursos naturales.
Mucho más que un simple concepto, un estilo de vida sostenible implica crear una identidad a
través del uso responsable que le damos a los recursos, es una elección social y transformadora
que no compromete las necesidades de las futuras generaciones.
Con estos increíblemente sencillos tips podrías contribuir de manera responsable con la sociedad,
crear hábitos sostenibles y hasta ahorrar dinero.

1. Secar la ropa al sol

Vivimos en una sociedad en donde lavamos nuestra ropa con bastante frecuencia. No solo
eso, sino que por cuestiones de tiempo y comodidad también utilizamos la secadora para
facilitar el proceso. El primero de nuestro tips es secar la ropa al sol.
Este sencillo método es algo que no todos se pueden dar el lujo de hacer, es por eso que
debemos aprovechar las épocas de sol y calor que tenemos en México y dejar las prendas
secar al natural. Esto evitará las molestas arrugas de la secadora, que se desgasten tus
prendas, que pierdan color, los gastos de reparación y mantenimiento de la máquina y lo
mejor de todo ¡es gratis!

2. Recoger el agua de lluvia y reutilizar el agua de la casa

Todos sabemos lo importante que es ahorrar agua y aunque en ocasiones nuestra
intención sea cuidarla, mucha agua es desperdiciada en nuestro día a día.
Recoger el agua de la lluvia es bastante sencillo, únicamente con dejar cubetas fuera de la
casa y esperar unas cuantas horas tenemos una fuente de agua que nos puede ayudar a
regar las plantas, lavar el coche y hasta limpiar muebles de exterior.
Reutilizar el agua de la casa es igualmente sencillo, en la ducha mientras esperamos que el
agua llegue a su temperatura deseada podemos dejar un recipiente que haga el trabajo.
Esta agua es perfecta para limpiar los pisos, ventanas y regar las plantas.

3. Duchas cortas y cerrando el agua

Sabemos lo placentero que es tomarse unos minutos extras bajo el agua caliente, sin
embargo nuestro tercer tip te lo agradecerá no solo el medio ambiente, sino tu bolsillo
también. Acortar el tiempo que pasamos en la ducha y cerrar el agua mientras nos
enjabonamos puede hacer una gran diferencia para conservar este valioso recurso.
Intenta cada día reducirle unos cuantos minutos a la hora de la ducha, verás que puedes
hacer una gran diferencia y hasta tendrás más tiempo para hacer otras cosas.

4. Comparte coche, usa bici o utiliza el transporte público

Una gran iniciativa que representa un significante ahorro de energía y una menor emisión
de CO2 es buscar alternativas al coche privado.
Si ya eres de los que utiliza transporte público, vas muy bien. Si eres de los que monta bici,
aún mejor ya que además te mantienes saludable. Pero si eres de los que maneja el coche
solo todos los días, compartir el recorrido es una excelente opción para ti. Busca en tu
lugar de trabajo alguien que viva cerca y compartan el recorrido. No solo contribuyes a la
reducción de CO2, del tráfico de la ciudad sino que además ahorras dinero al compartir los
gastos de gasolina.

5. Apaga tus aparatos eléctricos y desconéctalos

La mayor parte de los aparatos que tenemos en casa siguen gastando energía aun cuando
están apagados. Esto se debe a que realmente nunca se encuentran apagados del todo
y en estado de reposo siguen consumiendo energía. Sea el televisor, el DVD, el equipo
de música, los cargadores o los electrodomésticos de cocina, por mencionar algunos, es
importante siempre desenchufarlos. Hacer esto requiere un esfuerzo minino y ayuda en
gran parte a cuidar el planeta. Ahora imagina que todos en casa lo hiciéramos, el ahorro
de energía sería sorprendente.

Posted on julio 11, 2014 in Journal

Share the Story

About the Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top